domingo, 8 de junio de 2008

APODOS EN BOGOTÁ

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

FACULTAD DE MEDICINA

INSTRUMENTACION QUIRÚRGICA

PROFESORES: DIANA CHALARCA

JUAN DAVID ARIAS

KAREN MARGARITA AVILEZ REYES

DIALECTOS REGIONALES

El apodo es un signo lingüístico motivado; es decir, el creador o apodada siempre tiene o encuentra algún motivo para su realización. El apodo es nombre que suele darse a una persona tomado de sus defectos corporales o de alguna otra circunstancia.

El apodo puede obedecer a varias razones: antipatía, burla cruel, prurito diferenciador, cariño. Un hallazgo significativo del estudio es que en su inmensa mayoría los bogotanos motejan por cariño. De allí que muchos de los apodados ostentan con orgullo su remoquete, e incluso lo transmitan a sus hijos.

Agüita en bandeja: por su caminado amanerado.

Aleluya: por pertenecer a una secta evangélica.

Alicate: por las piernas arqueadas.

Asterisco: por su pelo crespo.

Billete: por su cara arrugada.

Caja fuerte: por tacaño.

Canasta familiar: a un calvo: cada vez más cara.

Carpecirco: a cierta muchacha, porque la tienden en cualquier potrero.

Cauchorroto: por ser el último de la familia, con hermanos bastante mayores.

Chimbilá: porque sólo sale de noche.

Cirujano: a un profesor que en clase duerme a los alumnos y luego los raja.

Clubcolombia: a una mujer rubia y "extra seca"

Cuchuco: por lo pesado.

Copetón: por cabezón.

Curubo: por el color rosado de su piel.

El fantasma: porque firma la nómina pero nadie lo ve.

Estrato seis: Porque se cree de muy buena familia.

Golondrina: por tener tez oscura y manchas blancas en la cara.

Helicóptero: porque donde llega levanta polvo.

Limpia brisas: por su movimiento al caminar.

Luis XV: porque es viejo pero está de moda.

Maraca: por calvo.

Masato: por su piel muy blanca.

Media vida: porque salió ileso de un accidente

Mini teca: porque tiene un tic nervioso en loso ojos.

Mueble fino: por ser viejo pero talladito

Niágara: porque padece de cataratas.

Nochebuena: a una señora que siempre "cae" en diciembre.

Orinal: por su mandíbula prominente.

Parabólica: porque tiene orejas grandes.

Penicilina: porque sirve para todo lo malo.

Pollo crudo: por su piel amarillenta.

Pulga: porque va de cama en cama.

Rasguño: por una enorme cicatriz en la cara.

Reno cuatro: porque lo manejan las mujeres.

Sal-de-frutas: porque se sulfura con facilidad.

Turupe: porque donde quiera que esté, incomoda.


Bliografia:

Lozano Ramirez Mariano.

Contribución al estudio del apodo en el habla bogotana.

Santafé de Bogotá 1999

1 comentario:

juan dijo...

Es ya un asunto que toma visos de absurdo el tener que explicar en cada revisión que una entrada no es cortar y pegar indicando la fuente. Este no es ningún trabajo de investigación sino un mero trabajo de recolección, que lo debe realizar el investigador pero para hacer algo con él. ¿Qué sentido tiene poner en una página de internet como esta lo que ya está, incluso mejor organizado, en otra página web?.

No se considera fraude porque se está citando la fuente, pero tampoco se considera ningún trabajo de investigación porque la fuente no se está valorando ni interrogando.

la última revisión será el 16 de junio de 2008. De usted depende salvar en parte su calificación.

Juan David Arias Calle
Docente Comunicación I
Facultad de Medicina
Universidad de Antioquia